La idea era sencilla, quería un triple boot que tuviera Windows XP (porque quieras que no alguna vez te tocará usarlo) Ubuntu 9.04 (porque es sencillito de usar y mantener) y Mac OS X (10.5.2).

El problema es que el HDD sólo tenía una partición de 120 GB con Windows y nada más, por lo que había que reparticionar ese disco con cabeza para soportar los futuros SOs.
Decidí desplazar la partición de Windows y con el espacio libre hacer tres particiones más, dos para Linux (root y swap) que tampoco quería complicarme la vida y una para Mac OS.
Primer problema, Partition Magic me dice que me meta la partición por el orto, que el sistema de archivos tiene un error. No pasa nada puesto que uno está curtido en mil batallas, paso un chkdsk y a ver qué pasa… lo mismo, que me lo meta por… ahí.

Temiendo uno de esos “momentos windows” TM (y que además hace nada que tuve que quitar el virus más cansino que he conocido nunca de este sistema), decido pasarle herramientas basadas en Linux con un LiveCD… perfecto, ni reconoce la partición como NTFS activa ni la reconoce en lo absoluto, esto promete.
El problema parece que está claro, el descriptor de archivos de la partición está claramente dañado o errado, eso hace que los intentos por repararlo en Windows no sean fructíferos y en Linux ni siquiera se identifique la partición (porque la tabla de particiones no le está dando info reconocible como algo válido).
Al final decido, tras googlear un poco el problema y ver la base de datos de Microsoft (de gran ayuda si estás considerando en tu futuro inmediato el acabar con tu vida) decido usar un programilla llamado “Acronis Disk Director” (tras probar sin éxito otro editor de particiones llamado “Partition Manager 9.0 Professional“) y resulta que no sólo me corrige el problema sino que además me permite hacer las particiones como quería (un 10 para estos chicos y además el programa es barato). Dejo todo listo para instalar.

Ahora la duda, ¿Ubuntu o Mac OS primero?, la respuesta es clara, dado que voy a poner el Grub en última instancia dejo que sea Linux el último en instalarse. Vamos con Mac OS primero.
Decido usar una distro NO-oficial (y por lo tanto no se puede decir de qué afluente o lluvia torrencial viene) llamada “Kalyway_10.5.2_DVD_Intel_Amd” por sus buenas referencias entre los usuarios.
Antes de nada desactivamos la opción para el procesador de “SpeedStep” (es de sobra conocido que da problemas en ordenadores hackintosh) en la BIOS del sistema.
El proceso de instalación es para tontos, meter DVD, arrancar pulsando ENTER desde el DVD… carga… sigue cargando… y 10 minutos más tarde (y cuando parecía que el ordenador estaba frito) entra en la pantalla de instalación. Elegir idioma, vamos a la utilidad de discos, elegimos la partición donde queríamos Mac OS, la borramos, elegimos el sistema de archivos HFS SIN journal (más compatible con Linux, por si luego necesitamos editar algo y no podemos entrar a Mac OS) y le damos a instalar en esa partición.

Ahora viene la parte interesante, tenemos que elegir estas opciones (instalación PERSONALIZADA):

– Sleepkernel SSE2 (para nuestro micro, que no tiene SSE3)
– SSE2_Jas1048_ACPI_APIC (sistema ACPI pseudo-compatible con nuestro equipo)

No hace falta más que esas opciones, del resto nos ocuparemos luego.

Tras acabar la instalación… el ordenador no arranca, previsible, el Mac OS se ha cargado el MBR y curiosamente no ha puesto nada para sustituir el arranque, esto sí que es una sorpresa. No pasa nada, es el momento de instalar Ubuntu… que es tan fácil que no requiere ni de explicación, tan sólo nos aseguramos de instalar GRUB en el HDD.
Al reiniciar vemos que podemos arrancar Windows (reconocido automáticamente) y Linux, pero NO Mac OS (no sale la opción), ponerla sin embargo es pan comido, tan sólo copiamos las mismas opciones que en el caso de Windows (chainloader y hacer la partición activa) y apuntamos a la partición de Mac OS.
¡Voila! ya podemos arrancar nuestro Mac OS.

El sistema tarda un rato laaaaaaaaargo en arrancar y parece que se va a colgar pero al final arranca (de no hacerlo tendríamos que toquetear los controladores para PCI y PCCard que serían seguramente los responsables del problema). Empezamos a ver los resultados. Vídeo parece que tenemos (aunque no aceleración gráfica), tenemos sonido y tenemos ratón y Bluetooth.
No funciona ni la Wifi, ni el lector de tarjetas, ni el USB bien (funciona con unas cosas y otras no, no en 2.0, etc), ni la tarjeta de red.
No pasa nada, para que todas esas cosillas funcionen sólo hay que hacer unos truquillos.

Empezaremos por lo básico, conseguir Ethernet para poder hacer algo en Internet. La Ethernet es Broadcom, muy parecida a la que montan los Mac (el driver en estos es “AppleBCM5701Ethernet”) por lo que es “relativamente” simple modificar un driver original para adaptarlo a nuestras necesidades.

En ESTE HILO de un foro dedicado a estas cosillas tenemos el Kext modificado para que funcione la Ethernet en el portátil. ¿Qué es un kext? son módulos adicionales al kernel Darwin para dispositivos, hay varias familias y subfamilias por defecto, un kext en realidad es (y digo mi impresión porque no creáis que lo explican mucho) un paquete que en realidad consiste en directorios y archivos por lo que es fácil (para cualquiera que sepa usar un terminal) el sustituir las cosas por las “alteradas”.
Sustituimos el kext original por el del fichero del enlace y al reinciar, ¡ya tenemos ethernet!, este es un pequeño paso para un hombre pero otros 5 minutos más para reiniciar 🙂

Pasemos a la wifi. Lo curioso en este caso es que el chipset que estamos usando se usa en mac, por lo que el driver original es 100% compatible con nuestro dispositivo, ¿cuál es el problema?, que nuestro dispositivo tiene una ID diferente a lo que está esperando el driver por lo que nunca se cargará.
Luego vamos a cambiar la lista de IDs del driver para que incluya la de nuestro dispositivo (pci168c,13), para ello vamos a IO80211Family.kext -> Contents -> Plugins -> AirportAtheros.kext -> Contents y dentro de ese directorio editamos el archivo Info.plist cambiando la ID del dispositivo original (pci168c,1c) por la del nuestro (pci168c,13). Reiniciamos y ya tenemos la tarjeta Wifi reconocida como una Airport. El funcionamiento además es excelente.

Si conseguimos que funcione el USB tendremos un portátil 100% funcional a excepción del lector SD (que maldita la falta que hace) y la aceleración gráfica.
El problema con el USB es que el driver reporta disponibilidad para una versión de Kernel y el Kernel que tenemos es otro (creo que es un problema del DVD de instalación), en los foros de InsanelyMac.com tenemos un instalador (que ahora sí podemos bajar) que soluciona el problema de marras. Se puede descargar en ESTE hilo y para los que no sepan inglés ÉSTE es el enlace directo.

Tras reiniciar, ya tenemos USB y el Ipod cargará y se montará correctamente (incluso los Touch e Iphone).

Misión cumplida, tenemos un sistema con triple arranque mediante grub y los tres sistemas operativos de moda, “el bueno el feo y el malo”, vosotros decidís quién es quién 🙂

Salu2.